Planeando Su Nutrición

Suena el despertador. Usted se despierta con el café y jugo, lleva a los niños a la escuela y se dirige hacia trabajo dónde su agenda ya está llena con proyectos o reuniones. Después de la arremetida de la mañana vienen varias horas detrás de un escritorio, delante de una computadora, en el automóvil o fuera de la oficina. Para la media mañana, el nivel de azúcar de su sangre es tan baja que usted está muriendo por una comida cargada con azúcar y grasa. Por coincidencia, el expendedor automático, lonchera o una caja de donas que uno de sus colegas adquirió en el camino al trabajo, están llamando tu nombre. En eso es hora del almuerzo, una comida que muchos de nosotros omitimos en su mayoría, o que nos dedicamos a una reunión de trabajo. Después de un día así, no es ninguna sorpresa que muchos de nosotros consumamos nuestras calorías totales diarias por la noche, que es usualmente el único momento del día cuando nuestro nivel de estrés es más bajo y/o nos sentimos como si tuviéramos el tiempo para sentarse y disfrutar una comida. De hecho, muchos de nosotros asociamos la relajación con comer y/o tomarse un bocado  alto en  calorías y grasas antes, durante, y después de la cena.

Afortunadamente, dentro del nuevo milenio, nosotros vemos cada vez mas a las personas rechazando esta rutina y tomando la responsabilidad por su salud a través de una mejor  nutrición y el ejercicio regular. ¿Pero cómo es posible incorporar una buena nutrición y acondicionamiento con una agenda de actividades como esta?

¡Planee, Planee, Planee!

Recuerde, si usted  deja planear, usted planea fallar; Todo comenzará con poner su programa de nutrición y ejercicio en primer lugar en su lista de prioridades y entonces aprender a usar esas habilidades excelentes de organización y manejo del tiempo que usted usa en el trabajo de igual manera para planear una vida saludable.

El estrés y la Enfermedad

Muchos de nosotros aplazamos el comer saludablemente y  los hábitos de ejercicio  porque nosotros nos sentimos que nuestras vidas son a menudo muy agitadas para intentar cambiar o agregar alguna actividad a nuestros tan saturados horarios. El hecho es, que a menos que nosotros aprendemos cómo comer y hacer ejercicio óptimamente, cada día, en nuestras vidas (mucho como un “ciclo de la retroalimentación positiva) sólo se pondrá más difícil de manejar y llevar a cabo tanto como nuestras mentes y cuerpos continuarán deteriorándose. Miles de estudios científicos han mostrado una relación directa entre los niveles altos de estrés, pensamiento y juicio dañado, actividad física y mental disminuida y pobres hábitos alimenticios. Por consiguiente, enfermedades crónicas y degenerativas continúan incrementándose tanto como nuestro deseo y nivelado de compromiso para hacer algo lentamente disminuye.

El combustible óptimo para un óptimo desempeño

Piense en su cuerpo como un automóvil de careras de alto rendimiento. Si usted quiere que se desempeñe ( fuerza, velocidad, resistencia,  actividad sexual, etc…) usted necesitara alimentarlo y entrenarlo óptimamente todos los días. Desgraciadamente, en nuestra sociedad, se han conocido medicaciones y suplementos como un reemplazo conveniente para “la Nutrición Primaria” cuando de hecho estos productos tomados durante un período de tiempo han demostrado tener más efectos secundarios que las enfermedades y síntomas que tratan. Viagra y otros OTC  auxiliares sexuales por ejemplo, realmente no son más que un gasto y quizá  reemplazos peligrosos de comer la cantidad correcta de nutrientes y comprometerse con ejercicio regular de fuerza y entrenamiento cardiovascular.

¿Así que cuál es la respuesta?

Algunos dirían “la disciplina” sin embargo la respuesta real es conocimiento, planificación, y aplicación. Suena simple y de hecho lo es.. Si usted supiera exactamente cómo, cuándo y como comer cada día para reprogramar su cuerpo para estar en forma y delgado por el resto de su vida, tu te sentirás más motivado para hacerlo. (haga clic aquí para aprender cómo) Pero sin embargo, usted simplemente no puede hacer el compromiso de cambiar sus hábitos alimenticios y de ejercicio por cualquier razón, hay otras alternativas de salud que usted puede integrar ahora mismo que ciertamente comenzarán a mejorar su salud corporal, acondicionamiento y rendimiento.

Alimentos abundantes en nutrientes

Aun cuando usted no tiene tiempo para aprender las aplicaciones asociadas con los hábitos alimenticios óptimos, usted puede aprender por lo menos y aplicar el protocolo de la nutrición básico tales como bajar su ingesta de grasa e incrementar la ingesta de fibra. Comer carne magra o proteínas bajas en grasa como la leche descremada, queso bajo en  grasa, yogurt bajo en grasa, carne de res magra, jamón, pavo, pollo y atún así como los carbohidratos altos en fibra tales como los cereales de grano entero, los frijoles, panes, frutas y verduras inmediatamente comenzara a mejorar el rendimiento de su cuerpo. Estos alimentos proporcionan energía por más tiempo, porque ellos tardan mas en digerirse y liberan energía en el cuerpo muy despacio.
 

Planee las Alternativas

Cuando usted hace comidas abundantes en nutrientes durante el día, usted no estará propenso a estar hambriento por la noche, y estará más satisfecho con una cena más ligera. Para lograr esta rutina, pruebe los siguientes lineamientos o sugerencias y compruebe que comienza a rendir inmediatamente de una mejor manera:
* Encuentre alimentos bajos en grasa y altos en proteína en paquetes de porciones individuales.
* Mantenga convenientemente nutrición primaria disponibles todo el tiempo en su oficina o carro http://store.yahoo.com/intrafitt2002/wholnutfood.asp
* Verifique su expendedor automático para ver  las opciones aceptables tales como los bocados bajo en grasa.
* En reuniones de negocios ofrecen, canapés con queso crema bajo en grasa como una alternativa de las donas.
* Mantenga latas pequeñas de jugo de V-8, atún en agua y contenedores pequeños de puro de manzana, en su escritorio o con usted en el trabajo en una bolsa térmica de comida  (http://store2.yimg.com/I/intrafitt2002_1709_184027)
* Las palomitas de maíz de microondas bajas en grasa son las botanas favoritas para el medio día, y la fruta es la comida rápida original.
* Organice lo que usted comerá durante la semana comprando los alimentos que usted necesita en un viaje de tiendas de fin de semana. Entonces guárdelos a la mano.
* Cocine en fines de semana y congele porciones individuales para llevarlas con usted para el almuerzo. Las ensaladas de pasta con la verdura cocida al vapor y los aderezos libres en grasa mantengalos también en el refrigerador durante unos días.
* Coma un desayuno alto en fibra de cereal de grana entero con leche descremada, o haga un licuado de fruta con un polvo proteína de calidad superior y yogurt como un desayuno líquido.
* Lleve a su trabajo su propio bagel con un yogurt libre de grasa o queso cottage con la fruta ( piña) cuando usted no pueda desayunar en casa.
* Otros artículos fáciles son galletas libres en grasa, queso panela, pavo o carne sin grasa, pechuga de pavo.
* Cuando usted esté atrancado en un restaurante de comida rápida, escoja artículos de comida que son bajos en grasa y ensaladas del menú con pollo o frijoles junto con una opción de la preparación baja en grasa.
* Después del trabajo, recuerde que, aunque el alcohol es un carbohidrato, sólo puede usarse y  metabolizarse por el hígado. Con tiempo, planeando su comida para el trabajo se hará costumbre. La mayor parte de la gente encuentra de gran ayuda agregar sus bocados y comidas en su Agenda así como ellos lo harían con una una reunión importante.
* Agregue el Ejercicio
* Use su hora de comida para caminar o hacer ejercicio, entonces coma los alimentos saludables ricos en nutrientes en momentos de descanso. Hay muchas piezas compactas que nos son caras que usted puede utilizar estando frente del TELEVISIÓN después de que los niños están en la cama, tal como una caminadora, escaladora casera o un video de aerobics. Tanto como usted continué ejercitándose, su masa muscular aumentará lo que elevará su ritmo metabólico. Recuerde que el tejido del músculo quema las calorías, mientras que el tejido grasa son calorías almacenadas. No observe la bascula para determinar su progreso, en lugar de ello, supervise sus niveles de energía y fuerza  y presta atención a cómo le ajusta su ropa.

En Resumen

Si usted puede aplicar todo las habilidades organizacionales y cualidades que lo han hecho exitoso en su ambiente de trabajo,  a sus hábitos diarios de alimentación y ejercicio, usted encontrará que lograr y mantener su Salud, Acondicionamiento y rendimiento óptimo no se trata más que de  “Planear Su Nutrición.”