La importancia de utilizar un Monitor del Ritmo Cardiaco para lograr una pérdida de grasa eficiente y un buen acondicionamiento cardiorrespiratorio

Un Monitor del Ritmo Cardiaco  es la llave para lograr una eficacia óptima durante el ejercicio cardiovascular. El objetivo es trabajar más inteligentemente, no necesariamente más arduamente .

Piense en un Monitor del Ritmo Cardiaco como un tacómetro (un dispositivo que mide la RPM) para su cuerpo. Por ejemplo, el indicador de velocidad en su automóvil le dice que tan rápido está avanzando, pero no refleja que tan duro está trabajando la máquina. El tacómetro por otro lado, le dice exactamente qué tan rápido la máquina cambia de velocidad RPM (las Revoluciones Por Minuto). Lo mismo sucede con un Monitor del Ritmo Cardiaco. Aunque no le dice que tan rápido usted está caminando o corriendo, indica qué tan rápido está latiendo su corazón. BPM (Latidos Por Minuto).

¿POR QUÉ NECESITO SABER QUÉ TAN RÁPIDO MI CORAZÓN ESTÁ LATIENDO DURANTE EL EJERCICIO?

Para que la grasa se queme de manera eficiente una vez que entra en sus músculos, debe existir un constante y sostenido suministro de oxígeno. Si su ritmo cardiaco y/o nivel de intensidad del ejercicio es demasiado alto, sus músculos tenderán a apoyarse mucho más en el azúcar en lugar de en la grasa debido a la falta de oxígeno (también conocido como la falta de  oxígeno). Si por otro lado su ritmo cardiaco y/o nivel de intensidad de ejercicio son demasiado bajos, usted más probablemente hará uso ineficaz de su tiempo, bajará su proporción de pérdida de grasa  y disminuirá la velocidad el desarrollo de los cambios intra-musculares necesarios para  “Reprogramar” su cuerpo para que esté en forma y el línea por el resto de su vida.

¿CÓMO SABER QUÉ TAN RÁPIDO MI CORAZÓN DEBE LATIR MIENTRAS YO HAGO EJERCICIO?

Probablemente la manera más eficaz de determinar su rango de ritmo Cardiaco Recomendado es utilizar la Fórmula de Rango de Ritmo Cardiaco Máximo obtenida con la Edad.  Esta fórmula es fácil de utilizar y funciona como sigue: reste su edad a 220, luego multiplique el resultado por un porcentaje que depende de su nivel actual de condición física y sus objetivos de salud y acondicionamiento. Las pautas generales para obtener las zonas sensitivas de entrenamiento se proporcionan abajo; sin embargo, necesita ser cuidadosos de no exceder su zona de quema de grasa si usted está simplemente comenzando un programa de ejercicio *.

Zona de Quema de Grasa   60% a 75%  del ritmo cardiaco máximo

Zona de Acondicionamiento   75% a 85% del ritmo cardiaco máximo

Zona de Rendimiento Físico     85% a 100% del ritmo cardiaco máximo
 

Los monitores de ritmo cardiaco de cualquier estilo,  son reconocidos por INTRAFITT como los más cómodos y fáciles de utilizar.

* Se recomienda ampliamente que usted obedezca las pautas recomendadas de ejercicio cardiovascular INTRAFITT  o solicite asesoría de un Técnico certificado INTRAFITT para que le ayude a determinar su zona sensitiva de entrenamiento.